Cervantes escritor de Historia por Alfredo Alvar Ezquerra (CSIC).

IND119216
La presencia de Miguel de Cervantes en Lepanto no fue su única permanencia en el Mediterráneo. Desde años antes había deambulado por Roma y por Nápoles (por lo menos), y a raíz de la gloriosa batalla permaneció un tiempo en Mesina curando sus heridas –rodeado de soldados alemanes, entre otros– y volvió a disfrutar y padecer de la vida del marino durante un lustro para acabar siendo hecho prisionero, sufrir la cautividad durante otros cinco años en Argel, regresar a España, volver a Orán en misión de información y no volver a poner los pies en una galera. Las experiencias que acumuló de todo ello están dispersas en su obra, vivencias que la prodigiosa mente del Príncipe de los Ingenios supo transmitirnos no como contador de historias, sino con vocación de historiador.

A la venta el 1 de octubre.
www.despertaferro-ediciones.com