PRÓXIMAMENTE…DESPERTA FERRO CONTEMPORÁNEA N.º 6: 1965, ESCALADA AMERICANA EN VIETNAM

Introduciendo el n.º 7, Stalingrado y los planes para la Operación Urano por David M. Glantz

DFC6-FB9

Durante los meses previos a octubre, Stalin, Zhúkov y Vasilevski habían insistido en que sus fuerzas en la región de Stalingrado derrotaran y destruyeran al Sexto Ejército alemán rodeándolo con penetraciones superficiales desde las regiones de Kotluban y Beketovka, al noroeste y al sur de la ciudad respectivamente. Calificados como “la vieja solución”, estos envolvimientos cortos, con contingentes de entre tres y cinco ejércitos fallaron estrepitosamente en cuatro ocasiones y con muy graves pérdidas para los atacantes. A primeros de octubre el general Yeremenko, comandante del Frente de Stalingrado, que se oponía enérgicamente a conducir otra previsible carnicería, sugirió, literalmente en la víspera de la quinta intentona, una nueva solución a este viejo problema. Basada en la debilidad de las fuerzas rumanas contrincantes, la “nueva solución” de Yeriómenko recomendaba rodear a todas las fuerzas del Eje en Stalingrado, para lo que proponía primero una operación de ruptura contra las fuerzas rumanas que defendían el Don en el noroeste de la ciudad y en la región de los lagos al sur y, posteriormente, una incursión a gran escala de los cuerpos de caballería, en cooperación con fuerzas mecanizadas, que se encontrarían en Kalach del Don, a la espalda del Sexto Ejército. El general Zhúkov, adjunto a Stalin en el Alto Mando Supremo, aceptó la idea de Yeriómenko de un envolvimiento más amplio y reforzó significativamente los contingentes adscritos para materializarla, dando lugar a lo que sería el plan de la Operación Urano.

A la venta el 31 de octubre de 2014