“La afirmación de la cultura ibérica”, por Carmen Aranegui

DFAQ1-17

La fachada mediterránea occidental comprendida entre el Languedoc Occidental y la Alta Andalucía, desde el río Hérault al Genil, constituye el escenario donde los pueblos ibéricos aparecen organizados en sociedades estructuradas en el tránsito del siglo VI al V a. C. Grupos heterogéneos en sus tradiciones se abren a un litoral ya explorado previamente por fenicios y griegos, y en parte colonizado, con el que interactúan en un grado superior al admitido tanto para épocas precedentes como para los pueblos continentales coetáneos.

Este artículo, que abre el número 1 de nuestra revista, nos introduce de lleno al complejo mundo del periodo Ibérico Pleno, en los siglos IV y III a.C., en el que se producen importantes cambios en el ámbito social y el desarrollo general de los pueblos ibéricos. Se contemplan aquí aspectos derivados de la información arqueológica que han supuesto un auténtico vuelco en nuestro conocimiento del mundo ibérico desde las últimas décadas.

Acompañando esta magnífica introducción a tan fascinante mundo, un espléndido mapa de Carlos de la Rocha a doble página nos da las claves de la diversidad geográfica de la cultura ibérica y la ubicación de los principales yacimientos –ya sean hábitats, necrópolis o santuarios– que son en definitiva nuestra mejor fuente de información para el conocimiento del mundo ibérico.

A la venta el 27 de mayo de 2015