“La guardia muere, pero no se rinde” por Alan Forrest

DFM16-25El momento climático de la batalla –que a menudo ha sido considerado también como su quinta y última fase– tuvo lugar en torno a las 19.00 horas, cuando Napoleón, tras considerables vacilaciones, envió a las últimas tropas que le quedaban a lanzar un asalto contra Mont Saint Jean y el ejército anglo-holandés que lo defendía. A lo largo de la tarde los franceses se habían venido sintiendo cada vez más frustrados por el fracaso de sus ataques contra las posiciones aliadas, y el optimismo del emperador al iniciarse el día se había ido disipando. A la izquierda del campo de batalla, el Cuerpo de Reille había sido contenido en sus repetidos intentos de tomar Hougoumont; a la derecha, el Cuerpo de Lobau, junto con dos batallones de la Vieja Guardia y ocho de la Joven Guardia, se había visto atrapado en la lucha por Plancenoit y en el centro, los ataques de caballería habían sido rechazados. A Napoleón solo le quedaba una carta: los mejores hombres de la Guardia Imperial. Mapa de Carlos de la Rocha y Mario Riviere.

A la venta el 27 de mayo de 2015