“The New Way Forward”. Oleada en Irak, 2007-2008, por Donald Wright – U. S. Army Combined Arms Center

DFC10-5

En la tarde del 10 de enero de 2007, el presidente George Bush compareció ante la televisión pública para anunciar el “Nuevo rumbo a seguir” (The New Way Forward), la denominación oficial para la nueva estrategia en Irak que vino a conocerse como la “oleada” (Surge). En su discurso, el presidente destacó claramente los aspectos clave de la nueva visión estratégica: la alianza con antiguos grupos insurgentes frente a Al Qaeda en Irak (AQI), el recurso a unidades de operaciones especiales para atacar las redes enemigas y asesinar a los dirigentes terroristas y una mayor predisposición a emplear las fuerzas de la Coalición en operaciones ofensivas a gran escala para limpiar los bastiones insurgentes en Bagdad y su entorno.

En perspectiva, los logros de la oleada resultaron ser frágiles. El propio general Petraeus lo reconoció al afirmar a finales de 2008 que la estabilidad en Irak “aún no era duradera, no era autosuficiente”. Todo dependería de cómo aceptaran los propios iraquíes la responsabilidad de proporcionar seguridad y establecer un nuevo y auténtico compromiso nacional en el que estuvieran representados suníes, chiíes y kurdos. El optimismo general sobre el compromiso iraquí con ese objetivo llevó a Estados Unidos a mantener su palabra con el SOFA y retirar sus tropas de Irak en 2011. Sin embargo, a la vista de las recientes victorias de ISIS, parece claro que el Gobierno y las fuerzas de seguridad iraquíes no fueron capaces o carecieron de voluntad para construir sobre el éxito cierto de la oleada.

A la venta el 26 de junio