“La ciudad errante” por José Contreras Gay – Universidad de Almería

DFE7-10

Principiemos aceptando el conocido aserto braudeliano de que la historia de la guerra carece de sentido sin vínculo con el estudio de la sociedad que la soporta. Por ello hay que reivindicar el giro historiográfico a favor de la visión de la guerra a ras del terreno y de los que la padecían frente al enfoque más distante de los poderosos que la generaban. La profesionalización de los soldados de los tercios en el siglo XVI provocó una separación entre la vida militar y la civil, que se medía no solo en el fuero, sino en muchos aspectos de la vida cotidiana como la jerga, el vestuario, el afán de ostentación, apego al juego, etc. Ilustraciones de Antonio Jesús Gil Ortega.

¡Ya disponible!