“Pintura militar y propaganda política” por Miguel Morán Turina

DFE7-11

El reinado de Felipe IV y el valimiento de Olivares habían comenzado con buen pie. Tras el marasmo y los problemas del reinado anterior, parecía que las cosas marchaban por buen camino, tanto en el interior como en el exterior de nuestras fronteras. Finalizada la Tregua de los Doce Años, considerada ignominiosa y perjudicial para los intereses de la corona por un conde-duque de Olivares que quería enlazar con la política agresiva de Carlos V y de Felipe II, se habían reanudado las hostilidades en los Países Bajos con unos resultados muy favorables a las armas españolas.

¡Ya disponible!