“El tratado de Amiens. Una pausa entre combates” por Francisco Gracia Alonso

DFAQ3-1

Tras nueve años de guerra, la situación política en Europa tendió a normalizarse en 1801. El 9 de febrero, el tratado de Lunéville sancionó la paz entre Austria y la República francesa profundizando en las condiciones de Campoformio acordadas el 17 de octubre de 1797. Austria renunciaba definitivamente a los Países Bajos, aceptaba la ocupación francesa de los territorios situados en el margen izquierdo del Rin y abandonaba la disputa por el norte de Italia, posibilitando la creación de la República Cisalpina y del efímero Reino de Etruria, aunque mantuvo el sur del Tirol y Venecia. La Segunda Coalición se tambaleaba. Acompañando este artículo, un mapa de Carlos de la Rocha a doble página nos adentra en las causas y efectos que el Tratado tuvo en el mundo colonial americano.

¡A la venta el 30 de septiembre!