“Zumalacárregui frente al sitio de Bilbao” por Manuel Montero (Universidad del País Vasco UPV/EHU)

DFM18-7

El 10 de junio de 1835 los carlistas empezaron a sitiar Bilbao. Dirigía el Ejército Tomás de Zumalacárregui, desde noviembre de 1833 su líder militar, que había conseguido organizar las partidas levantadas a partir de octubre y conducirlas de forma extraordinariamente eficaz. La nueva empresa resultó fatal, porque por muy eficaz que fuera el ejército del pretendiente, no estaba preparado para llevar a cabo operaciones de asedio de envergadura. El propio Zumalacárregui se manifestó, aunque con tibieza, en contra del asedio; él quería marchar hacia Vitoria y Madrid, pero tanto su rey como la corte que lo rodeaban preferían conquistar la capital vizcaína por varias razones: prestigio, posibilidad de obtener empréstitos, la posesión de un puerto importante. Esta acción de guerra iba a tener consecuencias cruciales para la causa. Mapas de Mario Riviere y Carlos de la Rocha.

¡A la venta el 30 de septiembre!