“Del ASDIC al FIDO: el desarrollo tecnológico aliado en la batalla del Atlántico” por Roberto Muñoz Bolaños (Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado/UNED)

DFC12-3

La batalla del Atlántico fue librada por las tres naciones tecnológicamente más avanzadas del mundo, como demostraba su primacía en el símbolo de la excelencia académica y científica: los premios Nobel, monopolizados por alemanes, británicos y norteamericanos. Esta excelencia científica se trasladó al campo militar y durante cerca de seis años los tres países fueron capaces de innovar y modernizar sus equipos militares para imponerse a sus adversarios. En esta competición, los británicos y en menor medida, los norteamericanos, demostraron una capacidad única para hacer frente a las adversidades, desarrollando toda una serie de equipos de detección y armas que al final terminaron derrotando a sus adversarios. Así, a partir de 1943, un bombardero Sunderland equipado con radar, sistema HF-DF, Leigh Light y torpedos FIDO era un sistema de armas frente al cual los alemanes no tenían respuesta.

¡A la venta el 30 de octubre!