Resulta significativo que la primera obra que inaugura tradicionalmente el género historiográfico, la Historia de Heródoto, surja a raíz de un enfrenta12188876_10206612270297602_1646448594_nmiento bélico como fueron las Guerras Médicas. Sin embargo, ya en el mundo mesopotámico, mucho antes de Homero, esta relación entre relato histórico y conflicto bélico estaba presente en la concepción del relato sobre el pasado. Así, en la literatura cuneiforme del tercer milenio ya se constata el recurso a la guerra, no solo como un mero acontecimiento político concreto sino como un tópico literario susceptible de ser utilizado para entender y explicar la propia historia.

En cuanto al mundo griego, la poesía épica tenía como objeto enaltecer y fijar en la memoria las hazañas bélicas para mayor gloria de la aristocracia imperante, y en la Atenas democrática la tragedia Los Persas, de Esquilo, ponía en escena la situación de las víctimas de la guerra. Pero la aparición del género historiográfico, como resultado de un conflicto reciente, puso de manifiesto la estrecha relación que en adelante existiría entre guerra e historiografía. Por otra parte, también en Roma se estableció este vínculo entre guerra e historiografía, desde el mismo comienzo: la obra de Fabio Pictor, que inaugura el género historiográfico romano, tiene en la II Guerra Púnica un marcado interés, y el suyo no será un caso único: el conflicto bélico tiene una presencia destacada en obras como las de Tito Livio o Salustio, sin mencionar al mismo César. Por otra parte, esta relación entre historia y conflicto bélico se ha visto habitualmente fosilizada en la fórmula más tradicional de la historia política, y probablemente no podemos hablar de otras tendencias en relación con la producción historiográfica hasta el s. XX, curiosamente un momento de conflicto global y descarnado a nivel mundial. Nuestro interés como investigadores parte de la historia de la Antigüedad para tratar de comprender las tendencias y explicaciones de los historiadores, antiguos y modernos.

El presente congreso titulado Memoria del conflicto en la Antigüedad, El uso de la guerra en la Historiografía en el mundo antiguo tiene como principal objetivo analizar la guerra en la Antigüedad desde una perspectiva historiográfica. A través del estudio, compilación, interpretación y comparación de las diferentes fuentes documentales y de las interpretaciones que han generado a lo largo de la historia, los miembros del grupo pretenden desarrollar las siguientes líneas temáticas:
Describir las formas históricas de comprensión del conflicto bélico en la Antigüedad
Analizar metodológicamente los relatos sobre conflictos bélicos en la Antigüedad
Describir el uso de la guerra en el relato histórico como recurso de explicación del presente
Estudiar la relación entre los sucesos históricos, el discurso histórico y los conflictos. 
Plantear la dialéctica entre Historia y Poder (discurso histórico e imperialismos antiguos).
Relacionar la geopolítica y la estrategia con la etnografía (alteridad y conflicto entre los pueblos antiguos).
Analizar el tratamiento de la guerra antigua en los autores modernos (Historiografía del conflicto).
El congreso se celebrará los próximos días 4 y 5 de Noviembre en el Museu d’Història de Barcelona MUHBA, en el corazón del barrio Gótico de Barcelona.

Entre los conferenciantes invitados se encuentran Borja Antela-Bernárdez, Jordi Vidal, Francesc Gracia Alonso, Enrique García Riaza y Fernando Echeverría Rey, colaboradores todos en algunos de los números de Desperta Ferro.