El 1 de abril de 2012 un grupo de historiadores, geógrafos, restauradores, filólogos y licenciados en Bellas Artes de Cerdedo (Galicia) se organizó bajo el nombre de Capitán Gosende con el fin de conservar el patrimonio natural, cultural y arqueológico de la región mediante recorridos. Cada domingo, haya viento o lluvia, acuden a su cita con el patrimonio de Cerdedo. Desde entonces ya han descubierto un total de 18 petroglifos y han diseñado varias rutas para darlos a conocer.

11942070_708711385895595_1697445831622931890_o

Miembros de Capitán Gosende junto al Ponte de Arén (Cerdedo). Foto cortesía de Capitán Gosende.

La región gallega de Cerdedo posee gran cantidad de petroglifos y muestras de arte rupestre que esperan ser descubiertas. Hasta el año 2012 había un total de diez petroglifos catalogados aunque, por desgracia, no estaban adecuadamente señalados o no eran accesibles. Gracias a la acción desarrollada por la asociación Capitán Gosende ahora podemos disfrutar de tres rutas guiadas con las que podemos admirar la treintena de grabados en piedra que se han identificado en la zona. Todo ello situado en un paraje natural que sirve de inmejorable escenario a lo largo de todo el paseo.
Pero la riqueza de Cerdedo no solo radica en sus petroglifos; la asociación también ha rescatado el Cruceiro do Pego, en Parada. La cruz, obra de Ignacio Cerviño, fue derribada y comida por la maleza. Gracias al trabajo de Capitán Gosende ahora las cuatro escenas del Pecado Original que adornan su pedestal pueden ser admiradas.

El trabajo de recuperación de estos voluntarios poco a poco ha ido abriendo nuevas puertas al turismo cultural de Cerdedo y es que, además del mencionado cruceiro, también han rescatado la aldea de Vichocuntín, que fue dividida por el paso de la N-541, y cuya parte inferior quedó completamente abandonada, y también han abierto un camino a la aldea de Coenllosa.

La actividad de Capitán Gosende es una muestra más de que no hace falta excavar ni contar con una gran inversión para realizar estudios arqueológicos y que, con un poco de interés, es posible acercar esta disciplina al gran público.