Viaje arqueológico al mundo maya de la mano de Pausanias arqueológicos y culturales y Arqueología e Historia.

 

Empezaremos nuestro viaje arqueológico al mundo maya en el actual estado mexicano de Quintana Roo en la ciudad de Cancún, donde se pueden visitar al norte la Zona Arqueológica El Meco y al sur las del Rey y San Miguelito junto al Museo Maya de Cancún, con piezas del Estado y de otros sitios emblemáticos como Palenque, Chichen Itzá o Comalcalco. En frente de la bahía de Cancún se halla la isla Mujeres –así llamada por los peregrinajes en los rituales del paso de edad entre las mujeres mayas– en cuyo extremo meridional se encuentran las ruinas del templo de Ixchel, la diosa de la fertilidad a la que se acogían.

Viajaremos hacia el oeste para llegar a Valladolid, desde donde accederemos a las zonas arqueológicas de Cobá y Ek Balam. La primera con sus cenotes o aguadas vinculadas mediante sakbes o calzadas mayas, su observatorio astronómico y la pirámide de Nohoch Mul. La segunda es famosa por una portada de estuco que representa las fauces abiertas de un monstruo terrestre. En Valladolid visitaremos el Museo de San Roque, que cuenta con piezas arqueológicas de la región.

Continuando hacia el oeste en nuestro viaje arqueológico al mundo maya nos encontraremos uno de los lugares mayas por excelencia, las ruinas de la ciudad de Chichen Itzá, con la pirámide de El Castillo o de Kukulcán, el dios Serpiente Emplumada, el observatorio o Caracol, el llamado cenote Iguana y el de los Sacrificios (ver «Entre dioses: el mundo sagrado de los antiguos mayas» en Desperta Ferro Arqueología e Historia n.º 22: Los mayas). En las inmediaciones se encuentra el Museo de la Cultura Maya de Chichen Itzá, y otros lugares como el cenote Ik Il o la gruta de Balancanché, famosa por los rituales ancestrales para propiciar las lluvias y la fertilidad.

viaje arqueológico al mundo maya Chichen Itzá

Chichen Itzá es parada obligatoria en nuestro viaje arqueológico al mundo maya.

De camino hacia Mérida, en Izamal la “ciudad amarilla” maya, podremos admirar un ejemplo de sincretismo en el convento de San Antonio de Padua directamente sobre la pirámide dedicada a K’inich Kakmo. Mérida, la “ciudad blanca” de los mayas, contiene el recientemente inaugurado Gran Museo del Mundo Maya, con motivo del final del calendario maya el 21 de diciembre de 2012, así como diversos yacimientos protegidos en el conjunto urbano y su periferia. Contamos así con zonas arqueológicas como Dzibilchaltún, con la estructura conocida como templo de las Siete Muñecas, orientado astronómicamente hacia el equinoccio de primavera, y el Museo del Pueblo Maya. Al sur de Mérida se encuentra la Zona Arqueológica de Mayapán, que intentó reproducir el esplendor de la cercana Chichén Itzá, con evidentes huellas del inminente colapso.

Viajando hacia el sur por la ruta Puuc, encontraremos el conjunto arqueológico de Uxmal, con estructuras tan conocidas como el cuadrángulo de las Monjas o la pirámide del Adivino. De estilo Puuc son los conjuntos de Kabah, con la fachada de dioses de la lluvia en la casa Codz Poop; Sayil, célebre por su palacio; y Labná, en la que destacan un monumental arco de entrada y el edificio de las Columnitas.

De camino a la costa oeste en Campeche nos encontraremos en nuestro viaje arqueológico al mundo maya con las ruinas de Dzibilnocac y las de Edzná, esta última con una gran acrópolis, y la Nohochná, un edificio de cinco pisos que combina las funciones de palacio y pirámide. En Campeche el fuerte de San Miguel alberga el Museo Arqueológico con una de las colecciones de objetos mayas más preciados.

viaje arqueológico al mundo maya Tonina

Dos de los edificios de una de las terrazas bajas de la acrópolis de Toniná, que está asentada en una gran plataforma monumental de siete niveles acumulados a lo largo de los más de seis siglos de vida de la ciudad.

En el estado de Chiapas en plena selva tropical encontramos las ruinas de la ciudad de Palenque, que destaca por el célebre templo de las Inscripciones, lugar de eterno reposo del gobernante del siglo VII Pakal el Grande, cuyos restos se pueden admirar en el Museo Nacional de Antropología de México D. F., quedando una recreación en el Museo del Sitio de Palenque Alberto Ruz. En dirección hacia el sur en Ocosingo está la Zona Arqueológica de Toniná, con una gran acrópolis que combina laberintos, palacios, escalinatas y murales de estuco. En su museo se encuentran las excepcionales esculturas de cautivos.

viaje arqueológico al mundo maya Palenque

Panel decorado en estuco procedente de la ciudad maya de Palenque, representando al rey K’inich Jannaab Pakal II, que reinó en torno a la década del 740.

En el curso medio del Usumacinta, frontera con Guatemala, encontraremos en pleno Parque Natural Montes Azules el lugar de Bonampak, conocido por sus tres salas cubiertas de pinturas murales. Solo accesible en lancha desde el río podremos admirar las ruinas de Yaxchilán, con sus famosos dinteles con mujeres de la élite local. Siguiendo el curso del río ya en el margen de Guatemala están los restos de Piedras Negras, cuyas piezas emblemáticas como la estela 40, el panel 3 o el trono 1, deben visitarse en el Museo Nacional de Arqueología y Antropología de la capital en Guatemala.

Ya en la propia Guatemala podremos visitar la Zona Arqueológica de Iximché, una de las últimas ciudades mayas en ser conquistadas por su ubicación estratégica defensiva. En la capital, además del Museo Nacional de Arqueología y Antropología, se encuentra el Museo Popol Vuh, con una de las más importantes colecciones de cerámica funeraria. Atravesando la frontera por El Florido, ya en Honduras, están las ruinas de Copán, con su escalinata jeroglífica y la red de túneles subterráneos (ver «Entre el suelo y el cielo. Notas acerca del urbanismo y arquitectura de los antiguos mayas» en Desperta Ferro Arqueología e Historia n.º 23: Los mayas). En el yacimiento se encuentra el Museo de las Esculturas de Copán frente a una recreación del templo Rosalila y en el pueblo cercano el Museo de Arqueología Maya. Regresando a Guatemala llegamos a la Zona Arqueológica de Quiriguá.

viaje arqueológico al mundo maya Copán

Estela H de Copán, con una representación del rey Uaxaclajuun Ub’aah K’awiil (695-738), decimotercer gobernante de la ciudad, con los atributos dios del maíz.

Seguiremos camino en nuestro viaje arqueológico al mundo maya hacia el norte hasta Flores en donde se encuentra la isla en medio del lago Petén Itzá, donde estuvo la ciudad de Tayasal, última ciudad maya conquistada en 1697. Más al norte está la Zona Arqueológica de Tikal, famosa por sus altas pirámides. Hacia el sureste en el Parque Nacional Yaxha-Nakum-Naranjo, se puede acceder en lancha a la isla de Topoxté, donde se cree que vivía la élite de la cercana Yaxha ,caracteriza por su red de calzadas que comunican diversas estructuras.

viaje arqueológico al mundo maya Nakum

La llamada “Catedral” de Nakum (estructura 12 y 12A), situada en la parte baja de la acrópolis, con su característica crestería.

Volviendo a México, atravesando parte de Belice, llegaremos a la costa oriental de Chetumal, con su Museo de la Cultura Maya, con la interesante museografía que reproduce la visión del mundo maya en tres planos (cielo-tierra-inframundo) unidos por el árbol de la ceiba. Desde este punto nos adentraremos al interior hasta la poderosa ciudad de Calakmul , a la que se unen las cercanas de Chicanna, Becán y Xpujil. Terminaremos nuestro periplo de nuevo en la costa este en el yacimiento de Tulum en plena playa paradisíaca, importante enclave que sirvió de punto de partida para las peregrinaciones hacia las islas de Cozumel y Mujeres.

Pausanias Viajes Arqueológicos y Culturales

Etiquetas: , , ,

Productos relacionados

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest