Arqueología bíblica. El templo de Salomón

Arqueología e Historia

n.º 43
Junio 2022
Arqueología bíblica. El templo de Salomón
7,50€IVA incluido
 
9/10
Ver 2 opiniones del producto...

Si hay un texto antiguo que haya repercutido en la historia humana, sin duda ese es la Biblia. Los pasajes más antiguos del Antiguo Testamento remiten a una historia mítica, pero, transcurridas las legendarias etapas de los patriarcas y el éxodo, el relato se adentra en una época dorada marcada por la conquista de Canaán y por los reinados de personajes tan emblemáticos como David y Salomón. Desde hace más de un siglo, influyentes investigadores han intentado congraciar el enrevesado y a menudo contradictorio texto bíblico con los datos que ofrece la arqueología para intentar dilucidar la historicidad del mismo. Centrándonos en particular en la etapa del Primer Templo –el “templo de Salomón”–, que engloba grosso modo de mediados del siglo X a. C. hasta la destrucción de este por los babilonios en 586 a. C., en el terreno científico todavía persiste un encendido debate entre quienes son más propensos a interpretar los datos arqueológicos como una confirmación de la época de esplendor atribuida a aquellos famosos monarcas de un reino de Israel unificado y quienes se muestran más críticos con ello y proponen que aquel relato refleja más bien una realidad de etapas algo más recientes de este mismo periodo que sí cuentan con refrendos históricos más allá de la propia narración bíblica.

Arqueología bíblica. Entre mito y realidad por Javier Alonso López

Arqueología bíblica. Entre mito y realidad por Javier Alonso López

Si la arqueología es, por su propia naturaleza, una ciencia inexacta y sujeta a numerosos cambios, la arqueología bíblica es, hasta en la aceptación de su propio nombre, un territorio pantanoso donde se mezcla la investigación científica con la interpretación de textos antiguos considerados sagrados por millones de personas; y con la fe tanto del excavador como del receptor de sus comunicaciones. Ciencia, mito, fe, duda… conforman un cóctel tan atractivo como inseguro.

La conquista de Canaán y el comienzo de la monarquía unida por Manuel Cimadevilla (Hebrew University of Jerusalem)

La conquista de Canaán y el comienzo de la monarquía unida por Manuel Cimadevilla (Hebrew University of Jerusalem)

Hacia finales de la Edad del Bronce tardío, durante el siglo XIII a. C., las ciudades de Canaán mostraron claros signos de deterioro y decadencia. En muchos casos, poco más tarde fueron destruidas y abandonadas. Vamos a tratar de responder a dos preguntas: ¿Cuándo aconteció la conquista de Canaán en la Edad de Bronce y quién fue el responsable? Estas dos cuestiones han dado origen a la disciplina conocida como “arqueología bíblica”.

Los primeros reyes bíblicos de Jerusalén por Yosef Garfinkel (Hebrew University of Jerusalem)

Los primeros reyes bíblicos de Jerusalén por Yosef Garfinkel (Hebrew University of Jerusalem)

Según la tradición bíblica, el reino de Judá existió durante cuatro centurias, desde el siglo X a. C. hasta comienzos del VI a. C. (ca. 1000-586 a. C.). Este marco cronológico se basa en la lista de reyes que proporciona la Biblia, el número de años de sus respectivos reinados y la sincronía contrastada con otras fuentes históricas procedentes de otras regiones del Próximo Oriente antiguo. La segunda parte de este periodo, los siglos VIII-VII a. C., es relativamente bien conocida en la investigación actual. Las excavaciones extensivas realizadas en algunos yacimientos, en especial Jerusalén, Beth-Shemesh, Laquis, Berseba y Arad, nos han ofrecido mucha información sobre aspectos como las viviendas, la cerámica –y otros artefactos–, la economía, las relaciones comerciales, el culto, las costumbres funerarias, los nombres personales, las ciudades y fortificaciones, o la administración y el pago de impuestos. Sin embargo, el panorama de los estadios más tempranos, durante los siglos X y IX a. C., es mucho más fragmentario, y en consecuencia ha sido fuertemente debatido.

De Siquén a Samaria. Perspectivas recientes del apogeo del reino de Israel por Assaf Kleiman (Universität Leipzig)

De Siquén a Samaria. Perspectivas recientes del apogeo del reino de Israel por Assaf Kleiman (Universität Leipzig)

La destrucción del reino de Israel por el Imperio asirio a finales del siglo VIII a. C. dejó una profunda huella en la memoria de los autores bíblicos, quienes con frecuencia usarían aquel trágico destino como un primer ejemplo del castigo divino por aquello que percibían como unas prácticas religiosas profundamente erróneas. Sin embargo, las repetidas menciones al reino del norte en fuentes externas a la Biblia, así como sus logros territoriales, su rica cultura material y sus grandes monumentos, sugieren que aquel Estado se había constituido en uno de los grandes poderes políticos del Levante meridional –en especial durante el siglo IX a. C., cuando fue gobernado por reyes tan destacados como Omrí y Ajab–. Los descubrimientos arqueológicos de los últimos años ofrecen la posibilidad de afrontar con una perspectiva novedosa la percepción de los primeros tiempos del reino del norte y los acontecimientos que condujeron a la emergencia de la dinastía omrita.

Judá y el final de los reinos israelitas por Aren M. Maeir (Bar-Ilan University)

Judá y el final de los reinos israelitas por Aren M. Maeir (Bar-Ilan University)

Desde el mismo comienzo de la investigación arqueológica moderna, la descripción detallada de los presuntos sucesos narrados en los textos bíblicos ha llevado a intentar repetidamente hallar evidencias materiales de los mismos. Sin embargo, como explicaremos en estas líneas, aunque hay evidencias históricas y arqueológicas de algunos acontecimientos de distintas épocas –en especial las más tardías– de las monarquías israelita y judaica, hay muy pocas –o casi ninguna– relativas a los estadios más tempranos de su historia. De este modo, aunque se han llevado a cabo intentos de identificar la existencia de una temprana edad precedente al Hierro (ca. antes de 1200 a. C.) que justifique la narración sobre los patriarcas, una y otra vez se ha demostrado que no solo existen muchos anacronismos –por ejemplo, en las menciones sobre los camellos y los filisteos– que descartan una datación tan temprana, a la par que indican que el contexto general de las historias descritas no encaja bien si no es en la Edad del Hierro plena, como pronto.

La génesis y formación del Antiguo Testamento por William Schniedewind (University of California)

La génesis y formación del Antiguo Testamento por William Schniedewind (University of California)

La escritura y compilación de la Biblia hebrea, y en particular del Pentateuco y la llamada historia deuteronomista, tuvo lugar en el decurso de varias centurias desde el siglo VIII hasta el IV a. C. La investigación arqueológica de las últimas décadas aporta una interesantísima información acerca de los procesos y periodos históricos en la formación de la literatura bíblica.

Tel Hazor. Una mirada al pasado bíblico por Manuel Cimadevilla (Hebrew University of Jerusalem)

Tel Hazor. Una mirada al pasado bíblico por Manuel Cimadevilla (Hebrew University of Jerusalem)

Hazor se encuentra en la parte suroeste del valle de Hulah, aproximadamente 15 km al norte del mar de Galilea y a unos 40 km de la frontera meridional del Líbano. El yacimiento está dividido en dos partes principales. Uno es el tel, con una altura de unos 40 m sobre su entorno. La acrópolis o ciudad alta tiene una superficie de 6 ha y su forma recuerda a una botella. Al norte se encuentra la extensa ciudad baja que abarca un área aproximada de 50 ha. Ambas zonas representan dos episodios en la historia de la ocupación del yacimiento: el gran Hazor, ocupado en la acrópolis y en la ciudad baja en la Edad del Bronce –conocido también como el periodo cananeo–, y el Hazor de la Edad del Hierro –o periodo israelita–, cuando el yacimiento estuvo habitado exclusivamente en la acrópolis.

Salomón. Una tragedia griega por Javier Alonso López

Salomón. Una tragedia griega por Javier Alonso López

Al tratar a Salomón desde el punto de vista del historiador, nos enfrentarnos a un grave problema: la arqueología no confirma la veracidad del relato bíblico. Más allá de los límites del texto, no existe ni una sola prueba material de la existencia de esta figura. Ni una sola inscripción, mención en una fuente de los países vecinos, una estatua o estela. Nada. Y si el personaje resulta inexistente, otro tanto se puede decir de esa capital en la que la plata era tan común como las piedras. La visión minimalista que subraya las dificultades para relacionar los hallazgos arqueológicos con la presunta grandeza del reinado de Salomón, invita, pues, a buscar su origen en algún modelo literario. Se propone aquí una interpretación del texto bíblico a la luz de una conocida narración griega.

Opiniones de los lectores

2 valoraciones de clientes, certificadas mediante:
 
despertaferro-ediciones.com - 481
Opinión enviada por Carlos el día 17-09-2022
5/5
 
Como siempre artículos muy completos y cuidados.

despertaferro-ediciones.com - 481
Opinión enviada por Aitor el día 19-06-2022
4/5
 
Echo en falta alguna infografia más o fotos de monedas de la época.

Productos relacionados

Otras novedades que podrían interesarte

Pin It on Pinterest