1714. El fin de la Guerra de Sucesión Española

Desperta Ferro Historia Moderna

n.º 10
Junio 2014
1714 Sitio de Barcelona
7€IVA incluido

Mientras que el bicentenario de la Guerra de la Independencia pasó de largo sin el reconocimiento que merecía, en el Tricentenario del final del sitio de Barcelona, los congresos académicos se multiplican, los museos inauguran exposiciones sobre el tema y los estantes de las librerías aparecen abarrotados de ensayos, monografías, novelas y hasta cómics sobre 1714. Que en el Museu de l’Almodí, en Xátiva, Felipe V penda boca abajo desde mediados del siglo XX a modo de venganza póstuma por el incendio de la ciudad habla por sí mismo de la actualidad de este acontecimiento. En este número entraremos de lleno en el fin de la Guerra de Sucesión Española con trabajos de toda índole (política y guerra, por supuesto, pero también diplomacia, economía, vida cotidiana, el drama del exilio, etc.) sobre una época trascendental de la historia de España que trajo consigo una nueva forma de entender el gobierno.

Cataluña abandonada por Agustí Alcoberro (Universitat de Barcelona)

En la primavera de 1713 en Cataluña pintaban bastos. El 20 de marzo de 1713 la reina emperatriz Isabel cristina de Brunswick-Wolfenbüttel zarpó del puerto de Barcelona rumbo a Génova y, de allí, a Viena, la capital imperial, donde le esperaba su esposo, el emperador Carlos VI, el rey Carlos III para sus seguidores hispánicos. Mapa de Carlos De La Rocha.

Gran Bretaña y Cataluña (1705-1714) por Christopher Storrs (University of Dundee)

La “Revolución Gloriosa” de 1688, en la que Jaime II de Inglaterra (y VII de Escocia) fue destronado y reemplazado por su hija, María II, y su marido, Guillermo de Orange, o Guillermo III, modificó sustancialmente la situación geoestratégica de Inglaterra (Gran Bretaña tras la unión de esta con Escocia en 1707) en Europa. Este hecho tuvo profundas consecuencias para Cataluña.

Los últimos austracistas. El ejército de Cataluña por Xavier Hernàndez (Universitat de Barcelona) y Francesc Riart

El territorio catalán está situado en una región geográfica de alto interés estratégico, a caballo entre la península ibérica y el resto del continente europeo. Por ese motivo los catalanes crearon una organización militar que les permitía defenderse en este contexto de continuada conflictividad. Dibujos de Pablo Outeiral.

El Once de Septiembre en la historiografía por Oscar González Camaño

En mayo de 1714, en pleno apogeo del bombardeo del duque de Populi sobre Barcelona, el fraile capuchino Manel Soler escribió: “lo estrago no es pot dir, però d’avui a tres-cents anys se’n recordarà” (“la catástrofe es indescriptible, pero se recordará en trescientos años”). Un augurio que no podía ser más certero tres siglos después.

sitio de Barcelona 1713 Populi

Populi y el sitio de Barcelona por Xavier Hernández y Xavier Rubio

El día 25 de julio de 1713 un ejército español comandado por el duque de Populi y compuesto por unos 20 000 soldados alcanzó el llano de la Ciudad Condal, dando inicio al sitio de Barcelona. La perspectiva general mostraba una precaria situación para las autoridades catalanas, que aparte de Barcelona tan solo controlaban Cardona como punto geoestratégico clave. Dibujo de Ángel García Pinto. Mapa de Carlos De La Rocha.

Jorge Próspero Verboom en el sitio de Barcelona por Juan Miguel Muñoz Corbalán (Universitat de Barcelona)

Con toda  seguridad, el apresamiento de Verboom en la batalla de Almenar el 27 de julio de 1710, tras haber sufrido dos heridas de espada durante el combate frente a las tropas austracistas del mariscal de Stahremberg, fue uno de los factores determinantes para el éxito borbónico final en la Guerra de Sucesión de España. Mapa de Carlos De La Rocha.

asalto de Barcelona 11 de septiembre 1714

Once de Septiembre de 1714. El asalto de Barcelona por por Xavier Rubio

La primavera de 1714 se presentaba prometedora para las Dos Coronas borbónicas. La situación internacional vivía un momento de calma, en la que Luis XIV tenía las manos libres para ayudar a su nieto en la guerra contra los catalanes. Debía ponerse fin al sitio de Barcelona rápidamente ya que el período de paz internacional, como todos los de la época, no duraría demasiado. Especialmente  relevante era la situación de la Corona británica, ya que si los whigs accedían de nuevo al gobierno optarían por reabrir el conflicto con Francia. Si eso ocurría, Barcelona, sostenida por la flota inglesa de Menorca, podía volver a convertirse en una peligrosa cabeza de puente al corazón de los dominios borbónicos. Mapa de Carlos De La Rocha.

Lecciones del asedio de Barcelona (1713-1714) por Albert Garcia Espuche

En general, en una sociedad en crisis se aprecian mejor algunos de los elementos que la caracterizan. Analizar el período del asedio de Barcelona de 1713-1714 resulta muy eficaz para apreciar rasgos de la sociedad que lo sufrió, unos rasgos que no son fáciles de ver o de valorar en su justa medida si se observan tan solo los años de calma.

Un capítulo olvidado. El exilio austracista por Virginia León Sanz (Universidad Complutense de Madrid)

El 11 de septiembre de 1714 supuso el inicio de una nueva etapa no solo para los catalanes, sino para todos aquellos que habían apoyado al archiduque, proclamado con el título de Carlos III en la Corte de Viena en 1703.

Opiniones de los lectores

Productos relacionados

Otras novedades que podrían interesarte

Desperta Ferro Especiales
n.º 13
Desperta Ferro Historia Moderna
n.º 31
Arqueología e Historia
n.º 16
Desperta Ferro Antigua y Medieval
n.º 44
Desperta Ferro Contemporánea
n.º 24
Segunda Guerra Mundial
Otros Títulos