Richelieu contra Olivares. Francia en la Guerra de los Treinta Años

Desperta Ferro Historia Moderna

n.º 9
Abril 2014
Richelieu contra olivares batalla de Rocroi
7€IVA incluido

Olivares y Richelieu fueron dos estadistas del siglo XVII cuyas biografías podría haber escrito Plutarco en su obra Vidas Paralelas ya que una parece un fiel reflejo de la otra. Sin embargo, el desenlace de ambas fue bien distinto. Tradicionalmente se ha afirmado que el francés se alzó con la victoria en la Guerra de los Treinta Años mientras el español hincó la rodilla en el suelo tras sufrir una humillante derrota, especialmente en la batalla de Rocroi. Debido a que conocemos el resultado de la guerra entre las dos coronas se corre el riesgo de extrapolar la derrota final y adelantarla quince años. El ejército francés bajo Richelieu estaba lejos de ser la extraordinaria maquinaria militar de finales del siglo XVII; las ganancias territoriales durante su gobernación fueron escasas y hasta 1645 sus ofensivas acabaron usualmente en desastre a pesar de ciertos destellos que se han presentado como grandes victorias. En el duelo Richelieu contra Olivares ¿Estamos seguros de que el francés fue el vencedor y el español el vencido?

Richelieu, Olivares y la secular rivalidad hispano-francesa por Fabien Montcher (University of California)

A pesar de las guerras que salpicaron las relaciones entre la Corona francesa y la Monarquía Hispánica, la existencia de relaciones dinásticas, geoestratégicas, culturales, religiosas e historiográficas hicieron que el dialogo entre ambas fuera mucho más intenso y continuo de lo que se suele pensar, lo que muestra una realidad compleja que es analizada al detalle en este artículo. Mapa de Carlos De La Rocha.

batalla de Tornavento 1636

El Ejército de Richelieu: tradición, expansión y “reforma militar” por David Parrott (Oxford University)

La batalla de Rocroi sirve para justificar una reforma del ejército francés atribuida a Richelieu durante los años de su gobierno, una transformación en tamaño, organización, disciplina y tácticas que habrían anulado la superioridad previa del ejército español y habría hecho posible la victoria francesa. Sin embargo, extrañamente, las fuentes archivísticas francesas proporcionan escasas evidencias de que el ejército galo fuera reformado durante el ministerio del cardenal. Ilustraciones de Pablo Outeiral.

La victoria inútil: Tornavento (22 de junio de 1636) por Davide Maffi (Università di Pavia)

Milán: plaza de armas de la Monarquía, escudo de Italia, pieza clave de toda la política militar y estratégica de la Corona de España. La ofensiva del ejército francés y de sus aliados italianos parecía poner en serio peligro al Estado Milán. En el artículo se analiza la batalla que enfrentó al marqués de Leganés y sus tropas con el invasor y las consecuencias que tuvo su desenlace para ambos contendientes. Mapas de Carlos De La Rocha.

Guerra franco-española 1635

El Ejército de Flandes entre dos frentes (1635-1637) por Jonathan I. Israel (Institute for Advanced Study, Princeton)

Para entender correctamente la situación estratégica en el oeste de Europa al estallar el conflicto hispano-francés en 1635, es importante recordar que la razón primordial por la que don Fernando de Austria –hermano pequeño de Felipe IV, Cardenal Infante y gobernador general de los Países Bajos hispánicos (1634-1641)– fue enviado a Flandes con un poderoso ejército en 1634 no era para atacar Francia o intervenir en Alemania, si no para restaurar el poder y la autoridad española en los Países Bajos tras las ruinosas y humillantes derrotas sufridas a manos de los holandeses entre 1629 y 1634. Ilustración de Ángel García Pinto. Mapas de Carlos De La Rocha.

La gran ilusión: Francia en guerra (1635-1643) por Davide Maffi (Università di Pavia)

El 19 de mayo de 1635, con la declaración formal de guerra por parte de Luis XIII de Francia a la España de Felipe IV, se acababa un decenio de guerra fría entre las dos coronas durante el cual se habían producido varios enfrentamientos abiertos. Las guerras de Génova y la Valtelina (1625-1626), y las campañas militares francesas en el norte de Italia para asegurarse el control de la vital fortaleza de Casale de Monferrato (1628-1631), representaron, sin embargo, solo un paréntesis en una etapa de enfrentamiento marcado sobre todo por la actividad diplomática francesa en su búsqueda de aliados para enfrentarse a la casa de Austria. Ilustración de Sandra Delgado. Mapas de Carlos De La Rocha.

batalla de Rocroi 1643

Guerra, impuestos y motines por José Javier Ruiz Ibáñez (Universidad de Murcia)

El ciclo bélico que la Monarquía Hispánica inició en 1618 con su colaboración con el emperador para someter la revuelta de Bohemia no se cerró sino hasta medio siglo después, por el tratado de Lisboa que reconocía a los Braganza la Corona de Portugal. Estos cincuenta años de guerra se llevaron muchas cosas y dejaron otras tantas de la que había sido la primera potencia mundial.

La batalla de Rocroi, 19 de mayo de 1643 por Julio Albi

No es fácil explicarse el mito que se ha formado en torno a la batalla de Rocroi. No produjo ningún cambio estratégico mencionable, ya que al final de la campaña de ese año, tras conseguir otros éxitos poco reseñables, el ejército francés se hallaba exhausto y diezmado por las bajas, debidas a los combates, las penalidades y la sempiterna deserción, mientras que el español se hallaba ya totalmente reorganizado. Tampoco reveló ningún fallo estructural en esa infantería española que una escuela cada vez menos vigente ha venido presentando como elefantiásica y rígida. Por fin, no fue ni la primera ni la última derrota de los tercios. Parecería, pues, que la batalla de Rocroi debería ocupar entre las grandes batallas de la Historia un lugar menor del que detenta. Ilustración de Julia Lillo. Mapas de Carlos De La Rocha.

Vauban guerra de sitio

Y además, introduciendo el n.º 10: Vauban y la guerra de los ingenieros por Jamel Ostwald (Eastern Connecticut State University)

La imagen más extendida hoy día sobre la guerra de sitio en la Edad Moderna es la de una coreografiada y contenida partida de ajedrez en la que cada contendiente mueve mecánicamente sus piezas sobre el tablero según unas reglas estrictas, hasta que el rey es capturado sin apenas derramamiento de sangre. Sin embargo, a pesar de estos estereotipos contemporáneos, capturar una fortaleza alrededor del 1700 no era una operación mecánica que se desarrollaba con precisión científica. Más que seguir una fórmula concreta, los sitiadores de la Edad Moderna podían elegir entre un gran abanico de tácticas posibles y su misión era usar las herramientas a su disposición para tomar la plaza elegida tan pronto como fuera posible y al menor coste. Mapa de Carlos De La Rocha.

podcast

Richelieu contra Olivares en La Mecánica del Caracol, Radio Euskadi

Opiniones de los lectores

Productos relacionados

Desperta Ferro Especiales
n.º 11
Desperta Ferro Historia Moderna
n.º 25
Desperta Ferro Historia Moderna
n.º 22
Desperta Ferro Especiales
n.º 9
Desperta Ferro Historia Moderna
n.º 19
Desperta Ferro Especiales
n.º 7
Desperta Ferro Especiales
n.º 5

Otras novedades que podrían interesarte

Desperta Ferro Historia Moderna
n.º 29
Arqueología e Historia
n.º 14
Desperta Ferro Antigua y Medieval
n.º 42
Desperta Ferro Contemporánea
n.º 22
Arqueología e Historia
n.º 13