¡Cartago debe ser destruida!