¡Españoles, a Marruecos! La Guerra de África 1859-1860, Julio Albi de la Cuesta

¡Españoles, a Marruecos! La Guerra de África 1859-1860

Julio Albi de la Cuesta

Cargas de coraceros con refulgentes cascos metálicos; agrestes cabileños, de chilabas rayadas; lanceros con multicolores banderolas; la legendaria Guardia Negra, azul y roja; audaces cornetas, casi niños; bellas hebreas; presidiarios encadenados, como salidos de Los Miserables; húsares, blancos y celestes; aérea caballería marroquí, envuelta en jaiques fantasmales; misteriosas ciudades santas; arias de Bellini cantadas a la luz de las hogueras por oficiales sentimentales; zocos abigarrados; curtidas cantineras vestidas a la amazona, revólver en cinto; Prim tonante, en los Castillejos; caravanas ondulantes de camellos; ataques a la bayoneta con banderas desplegadas, al compás de músicas y charangas; y plumas como las de Alarcón, que tomaban sus sueños por realidades. Por estos y otros aspectos la Guerra de Marruecos de 1859-1860 ha pasado a la historia con el nombre de “Guerra Romántica”, carácter que comparte la misma denominación oficial, Guerra de África, que desorbita el ámbito de las operaciones que se llevaron a cabo, para darles una dimensión continental cuando, en realidad, solo se desarrollaron entre Ceuta y la bahía de Tetuán.

Junto a todo eso existe, sin embargo, otro rostro no tan evocador, el de una campaña improvisada, lanzada en la peor época del año y con medios navales insuficientes; soldados ateridos, mal cobijados en tiendas diseñadas para resguardar del sol, no para proteger de las constantes lluvias, y batalla inútiles y costosas. Y siempre, la sombra del cólera insidioso, matando a diestro y siniestro, más feroz que las balas, que envió a miles de hombres a la tumba, tras entierros clandestinos, para no desmoralizar a los supervivientes, o a hospitales donde con frecuencia agonizaban olvidados en el suelo, sobre un montón de paja podrida.

En ¡Españoles, a Marruecos! La Guerra de África 1859-1860, Julio Albi de la Cuesta retrata con maestría esta dicotomía, porque si la guerra fue indiscutiblemente popular, miles de españoles pagaron para no ir a ella; si concitó consensos de todos los partidos, la unanimidad duró poco; si obtuvo ciertas ventajas, generó decepciones, incluidas las de la propia Isabel II, y si se derrochó bravura, sobraron imprudencias censurables.

Fue, pues, una campaña con claroscuros, como tantas otras, lejos del escenario, a la vez idílico y teatral, que en ocasiones se ha presentado.

24,95€IVA incluido
N.º Páginas: 416 + 8 en color
ISBN: 978-84-946499-8-1
Año: 2018

podcast

¡Españoles a Marruecos! en "Ser Historia"

Reseñas

  • Historia National Geographic

    “Julio Albi de la Cuesta ofrece en este libro una detallada y rigurosa crónica del conflicto, que interesará especialmente a los aficionados a la historia militar, pero también a quienes deseen reflexionar sobre el papel que tiene la guerra en las sociedades contemporáneas.”

    Alfonso López

    Historia National Geographic n.º 173 (abril 2018)

    Ver reseña completa
  • ABC

    “Nada más lejos de un “paseo militar” que los continuos combates contra un enemigo aguerrido y muy motivado, en un terreno agreste y en unas condiciones meteorológicas tremendamente adversas. Los observadores extranjeros, tanto militares como civiles, franceses, prusianos y británicos, dejaron constancia de su admiración ante la forma en que ese Ejército, formado al fin y al cabo por quintos, se enfrentó a unas circunstancias tan difíciles.”.

    Manuel Villatoro

    ABC (22/05/2018)

    Ver reseña completa
  • Zenda

    “la guerra de África va impregnándose desde ahora de las características que la acompañarán hasta Annual, Monte Arruit, Alhucemas…, a lo largo de un rosario de acciones militares que perpetuaron unas relaciones de vecindad difíciles y tantas veces teñidas de sangre.”

    José María Espinosa de los Monteros y Jaraquemada

    Zenda (07/05/2018)

    Ver reseña completa
  • 20 minutos

    “Los países europeos de la época se creían con todo el derecho sobre los países que hoy llamaríamos del tercer mundo. Francia, por ejemplo, atacó Argelia porque a un cónsul le agredieron con un abanico. Se agarraban a cualquier pretexto. Lo que quiso O´Donnell, apoyado por la opinión pública, fue que España volviera al panorama internacional y actuara como cualquier potencia europea de la época”.

    20 minutos (06/06/2018)

    Ver reseña completa
  • El Gran Capitán

    “El nivel de detalle de las unidades, movimientos y sobre todo el trasfondo diplomático y política de la época es soberbio.”

    El Gran Capitán (junio 2018)

    Ver reseña completa
  • El puente lejano

    “Julio Albi afronta con objetividad y cierto carácter crítico, un conflicto en el que los factores negativos plagaron una campaña mal planificada y concebida para lograr una victoria, no solo con el fin de unir a un congreso enfrentado y con una crisis en ciernes, sino con la idea de  planificar una política exterior encaminada a crear un espíritu patriótico unificador, ante la atenta vigilancia de las potencias europeas más cercanas.”

    Iñigo Pereyra

    El puente lejano (17/07/2018)

    Ver reseña completa

Opiniones de los lectores

Julio Albi de la Cuesta

Julio Albi de la Cuesta

Julio Albi de la Cuesta (Burgos, 15 de julio de 1948) es licenciado en Derecho y diplomático de carrera, destinado en Dakar, Roma, Washington, Nueva Orleans y, como embajador, en Tegucigalpa, Quito, Lima y Damasco. Académico correspondiente de Real Academia de la Historia desde 2009, es autor y co-autor de numerosos libros de historia militar, editor de otros y autor de dos novelas.

Pin It on Pinterest