II Concurso de Microensayo Histórico Desperta Ferro

Como ya hicimos el a√Īo pasado con la I Edici√≥n del Concurso de Microensayo Hist√≥rico Desperta Ferro, volvemos a dar voz a nuestros seguidores y lectores, porque estamos seguros de que detr√°s de un gran lector hay un potencial escritor, en nuestra esperada¬†II Edici√≥n del Concurso de Microensayo Hist√≥rico Desperta Ferro, en la que, adem√°s, duplicamos categor√≠as: Ensayo hist√≥rico y Relato (ficci√≥n) hist√≥rico. Por descontado, te puedes presentar en ambas.

Las bases de este segundo concurso fueron las siguientes:

  • m√°ndanos por correo electr√≥nico tu ensayo/relato, especificando en el asunto la categor√≠a (Ensayo o Relato), tus apellidos y el t√≠tulo.
  • ensayos/relatos de tem√°tica hist√≥rica libre, en castellano y con una extensi√≥n comprendida¬†entre las 1200-1500 palabras (bibliograf√≠a y citas aparte).
  • El nuevo plazo l√≠mite para la recepci√≥n de los ensayos/relatos ser√° el d√≠a 30 de abril.

Despu√©s de valorar todos los textos bajo el rigor hist√≥rico y cient√≠fico que nos caracteriza, el jurado, formado por Javier G√≥mez (coeditor de Desperta Ferro), Gustavo Garc√≠a Jim√©nez (director de Arqueolog√≠a e Historia), Eduardo Kavanagh (director de Desperta Ferro Antigua y medieval) y √Älex Claramunt (director de Desperta Ferro Historia Moderna) hemos escogido un ganador en cada categor√≠a que ser√° obsequiado con una suscripci√≥n premium, modalidad que os permite recibir durante un a√Īo todos los n√ļmeros de nuestras cuatro revistas y especiales, y tres finalistas en cada categor√≠a que recibir√°n una suscripci√≥n a una de nuestras revistas (Antigua y medieval, Historia Moderna, Contempor√°nea o Arqueolog√≠a e Historia, a elegir).

Además, en las próximas semanas iremos publicando todos aquellos ensayos y relatos que más nos hayan gustado para que tengan una buena difusión y que todo el mundo pueda conocer vuestra brillante faceta de escritor. Los ensayos se publicarán en nuestro blog, los relatos en esta página donde se podrán leer todos juntos.

¡Enhorabuena a los ganadores y muchas gracias a todos los participantes! Esperamos que todos disfrutéis de estos estupendos trabajos.

Categoría Ensayo

Categoría Relato

Ganador

¬ęNo creo que la opini√≥n p√ļblica est√© todav√≠a preparada¬Ľ

Rodrigo Garc√≠a-Mu√Īoz Vaquero

En el oto√Īo de 1942 la francotiradora Liudmila Pavlicheko, la m√°s famosa del mill√≥n largo de mujeres sovi√©ticas que sirvieron en las Fuerzas Armadas de su pa√≠s durante la Segunda Guerra Mundial, recorr√≠a Estados Unidos en una gira propagand√≠stica de la que toda la prensa se hac√≠a eco. Al mismo tiempo, en el m√°s absoluto secreto, el general George C. Marshall, jefe del Estado Mayor del Ej√©rcito norteamericano, planeaba un experimento para comprobar la idoneidad de las mujeres de su pa√≠s para integrarse en unidades de combate.

Ganador

Nabucco

 

Mercedes García Esteo

Acto I ‚Äď Jerusal√©n

As√≠ habl√≥ el Se√Īor: ¬ęEntregar√© esta ciudad al rey de Babilonia y √©l la reducir√° a cenizas¬Ľ. Jerem√≠as, 32

Los oficiales se relajan. Aprecio un destello en la mirada azul del que me ha ordenado tocar un fragmento de Verdi. Detienen su charla y siento c√≥mo miran. No es a m√≠, que soy basura, es al viol√≠n, a las notas que consigo extraer de este instrumento, que no es sino la extensi√≥n de mi brazo. Cuando el √ļltimo sonido queda suspendido en el aire, bajo la mirada hacia las botas del oficial SS que tengo frente a m√≠, perfectas y arrogantes. Alguien introduce unos cigarros en mi bolsillo y me ordena salir. Por hoy he terminado.

Finalista

La isla de Fernando Poo. El fracaso de una colonización penitenciaria

Alberto Agudo

El 9 de julio de 1861 se public√≥ en la Gaceta de Madrid una Real Orden de la Reina Isabel II firmada por el entonces Ministro de Guerra y Ultramar, D. Leopoldo O‚ÄôDonnell, por la que se establec√≠a ‚Äúatendidas las especiales condiciones de la isla‚ÄĚ un presidio en Fernando Poo, autorizando asimismo al Gobernador de la isla a acordar los gastos y tomar las medidas que fueran necesarias para tal efecto.

Finalista

Adversus Haereses

 

Fran Blanco Torres

Mi querido hermano, este libro seraŐĀ el sexto y uŐĀltimo que te enviŐĀe. SeŐĀ que en el futuro mis libros seraŐĀn lo uŐĀnico que me sobreviva, asiŐĀ como nuestra comuŐĀn esperanza en otra vida que sea digna de ser llamada vida. Con eso me basta.

No es faŐĀcil la vida de un cristiano en estos tiempos difiŐĀciles.

Finalista

Acero, pólvora y papel. Las armas de la Monarquía Hispánica

Pedro Reig Ruiz

Cuando por el a√Īo 1641, Francesco Antonio del Carreto, embajador imperial, llega a la capital de la Monarqu√≠a Hisp√°nica, √©sta se encaminaba inexorablemente hac√≠a el ocaso de su hegemon√≠a en Europa. Los m√ļltiples frentes abiertos contra tantos enemigos y tan fuertes en la gran conflagraci√≥n que fue la Guerra de los Treinta A√Īos, fue un pulso excesivo para una monarqu√≠a que llevaba manteniendo su predominio desde los inicios de la Edad Moderna.

Finalista

Los ojos desencadenados

 

Camello Aparicio

18 de octubre de 1871, sur de Nueva Orleans.

Un hombre descansa reclinado en su hamaca bajo el porche de una casucha de madera roiŐĀda. Su hogar se encuentra rodeado por una laguna de extensioŐĀn considerable; uŐĀnicamente un pequenŐÉo istmo lo conecta con el camino de tierra que serpentea maŐĀs allaŐĀ de una cerca desvencijada. El resto de aquel lugar es un manglar, infestado de cipreses, cocodrilos y mosquitos, que se extiende hasta el horizonte.

Finalista

La Gran Guerra Irmandi√Īa en Galicia (1467-1469)

David Riveiro Rivera

Las denominadas guerras de los ‚Äúirmandi√Īos‚ÄĚ son unas revueltas populares que tuvieron lugar en el Reino de Galicia. Normalmente, la mayor√≠a de estudiosos de la √©poca reconocen dos guerras, la primera tuvo lugar en 1431, y la segunda podemos contextualizarla entre 1467-1469. El estudio del fen√≥meno irmandi√Īo atrajo multitud de investigaciones y, todav√≠a a d√≠a de hoy, es uno de los episodios hist√≥ricos m√°s conocidos por la sociedad gallega, aunque este conocimiento est√° claramente limitado, ya que desde el siglo XIX ha sido empleado, a veces de manera tendenciosa, por multitud de colectivos cuyos objetivos han sido variados.

Finalista

Dory Gé

 

Daniel Merino

Se despert√≥ sobresaltado por la oscilaci√≥n agresiva de su asiento. El agradable movimiento que acostumbraba a mecerle en aquel habit√°culo se hab√≠a transformado en un golpe seco, haciendo perder el equilibrio a algunos de sus compa√Īeros, notablemente m√°s activos. ¬ŅHab√≠an reducido la marcha? Aun cuando las condiciones eran acuciantes para ello, no hab√≠a podido acostumbrarse al medio marino completamente. Prefer√≠a notar la tierra bajo sus pies mientras se desga√Īitaba luchando en aquellos eternos muros de armas o cabalgar veloz sobre el magn√≠fico caballo que parec√≠a asemejarse a su val√≠a como ning√ļn otro. Pero ahora no pod√≠a o√≠rse el arm√≥nico esfuerzo de los remeros rompiendo las olas, ni tampoco sus sudorosas quejas. Aquel ef√≠mero silencio era casi tan pegajoso como la humedad que les rodeaba. ¬ŅEra aquello posible? ¬ŅEstaban llegando a‚Ķ?

Etiquetas:

Productos relacionados

Artículos relacionados

El 7.¬ļ de Caballer√≠a en Little Bighorn

Entre los muchos enigmas y controversias que rodean a la batalla de Little Bighorn, que narro con todo detalle en nuestro reciente Desperta Ferro Historia Moderna n.¬ļ 49, el de... (Leer m√°s)

Pin It on Pinterest