El pasado puente de mayo se celebraron las primeras jornadas de recreación histórica romana en la localidad madrileña de Alcalá de Henares con el nombre de “Complvtvm renacida, descubre ciudad de las ninfas”, organizado por la Asociación Cultural Ab Urbe Condita en colaboración con la Tienda del Museo Arqueológico Regional. Durante todo el fin de semana se realizaron diversas actividades para acercar el pasado romano a sus habitantes en un marco que abarcó desde el siglo I al V de nuestra era. Como su propio nombre indica, este evento tuvo como objetivo el poner en valor el patrimonio histórico de la urbe de Complutum, ciudad fundada en el siglo I d.C y que aparece recogida en el Itinerario de Antonino, sobre la cual se asienta la actual ciudad de Alcalá de Henares. A dichas jornadas asistieron siete grupos de recreación histórica romana que tratan de revivir tanto a los habitantes como a las unidades militares acantonadas en Hispania tales como la Leg. X Gemina, XXX Ulpia, Ascanii Seniores, V Baetica Vexillatio o la Cohors I Celtiberorum.

Aunque la recreación histórica o reenactment sea un fenómeno ya familiar para muchos de los lectores, vemos necesario hacer hincapié en uno de los principales fundamentos de la misma: la divulgación histórica. A priori, el fin más inmediato de la recreación histórica romana es reconstruir con el mayor grado de fidelidad posible los personajes de una época y contexto determinado, lo cual da lugar a una gran variedad de grupos y eventos orientados a diferentes periodos de la historia de Roma. Esto es posible mediante una investigación sobre las fuentes primarias y secundarias, la cual debe materializarse en la confección de un equipo que se ajuste al contexto escogido para recrear. El resultado de ello despierta un gran interés en el público al poder visualizar, de un modo directo, panoplias, atuendos o ajuares propios de un personaje de otra época.

Legionarios del Alto Imperio marchando. Si bien los equipos guardan amplia similitud, los diferentes grupos que aparecen en la fotografía recrean momentos diferentes. Ab Urbe Condita, recrea una unidad del ejército de mediados del siglo I d.C, la Legio X Gemina, acantonada en Petavonium, Zamora, durante el reinado de emperadores como Claudio o Nerón (Ver Especial n.º 10: La legión romana (III). El primer siglo del Imperio). La Legio XIIII Gemina Martia Victrix de Antiqua Clío recrea a una de las legiones acantonadas en Vindobona en el periodo de las Guerras Dacias, a finales del siglo I. Por su parte, la asociación Ulpia Aelia encarna a la Legio XXX Ulpia Victrix, creada por el emperador Trajano, en el siglo II durante el reinado de Adriano. Javier Luque Ramírez©

Así pues, la recreación histórica se presenta como una herramienta divulgativa muy útil como. El trato cercano de los recreadores con el público, así como los displays o escenificaciones con material “de época romana” que contemplar de primera mano, permite acercar el pasado de un modo ameno y lúdico pero riguroso. Asimismo, el incluir grupos que recrean épocas distintas del Imperio Romano permite crear una visión de evolución o conjunto para los espectadores. El objetivo de la recreación histórica romana es, por lo tanto, despertar en el público el interés en la historia de Roma y el patrimonio cultural que hemos heredado. Objetivo que Complvtvm Renacida pareció conseguir en las actividades allí realizadas por la implicación mostrada por los habitantes de Alcalá de Henares, el Ayuntamiento y los grupos de recreación histórica romana que asistieron.

recreación histórica romana

Explicación de cara al público sobre la recreación histórica romana, en este momento dos recreadores muestran el uso de la plumbata, un curioso proyectil en forma de dardo muy empleado por el ejército romano del Bajo Imperio.

El elemento más destacado de esta clase de eventos es, por lo general, el establecimiento de un campamento en torno al cual se articulan la mayoría de actividades. A diferencia de otras épocas, en la recreación histórica romana se separa el campamento militar o castrum del civil o canaba a fin de ajustarse a la disposición que aparece en las fuentes. Este fue establecido en la Huerta del Obispo, el cual resultó ser un espacio inmejorable para una actividad de estas características al estar alejado de elementos del siglo XXI que dificultaran la inmersión. El campamento, abierto al público durante la mayor parte del día, se caracterizó por la realización de diferentes quehaceres cotidianos por par parte de los recreadores, así como varios actos de las legiones que permitieron al público asistir a entrenamientos militares y explicaciones sobre el equipamiento militar del Alto y el Bajo Imperio.

recreación histórica romana

Legionarios formando en equite repellere. La finalidad de esta formación es la de confrontar una carga de caballería. Javier Luque Ramírez©

 

recreación histórica romana

Milites bajoimperiales durante su entrenamiento. Del siglo III en adelante la panoplia del soldado romano fue variando para adaptarse a las nuevas necesidades, distando mucho de sus homólogos altoimperiales al equiparse con lanzas de acometida, escudos circulares u ovales y spathas más largas de influencia germánica. Asimismo la moda varió notablemente, adoptándose las túnicas dalmaticas de manga larga y pantalones. Grupos V Baetica Vexillatio. Traditio Malacitana, Cohors Prima Celtiberorum Propugnatores Barcinonenses. Javier Luque Ramírez©

Uno de los componentes que suele dejarse de lado en la recreación histórica es el de los civiles, los cuales quedan en un segundo plano frente a la recreación militar, mucho más extendida. A menudo encontramos que en la recreación histórica romana, como en la mayoría de épocas, estos cumplen un papel secundario o incluso residual. En Complutum Renacida se quiso dar un papel de relevancia a la recreación civil, dando también visibilidad a las capas populares de la sociedad al encarnar a los integrantes de la canaba. De igual modo, se realizaron actividades como una venta de esclavos y una explicación sobre la mujer romana, explicando la vida de figuras a menudo silenciadas en las fuentes.

recreación histórica romana

Mujeres romanas en la canaba, campamento establecido en los exteriores del castrum por los civiles que acompañaban al ejército tal y como atestiguan las evidencias arqueológicas. En una canaba podían encontrarse civiles de todo tipo, como comerciantes, esclavos o las propias familias de los soldados, que aunque legalmente no podían casarse era frecuente que se emparejaran y tuvieran descendencia en vistas a su futuro licenciamiento. Javier Luque Ramírez©

El elemento religioso también estuvo presente con la celebración de un culto a Isis  dando a conocer uno de los cultos más extendidos durante el bajo imperio en Hispania. Vinculado con el ámbito militar se realizó también una consagración de los estandartes de las legiones, con la consiguiente jura de fidelidad por parte de los legionarios a las enseñas y al emperador.

recreación histórica romana

Combate entre un murmillo y un tracio del Ludus Gladiatorum Vulcanum. Javier Luque Ramírez©

Otro aspecto que fue tratado es el del ocio en Roma. A través de una charla explicativa, seguida de una exhibición de esgrima, se mostraron los diferentes tipos de gladiadores y el contexto que envolvía a uno de los espectáculos más populares de la antigüedad. Por otra parte, los restos arqueológicos de la casa de Hippolytus fueron un privilegiado escenario para los recreadores, quienes emularon una cacería romana. Uno de los entretenimientos más valorados por las élites hispanas del bajo imperio.

Recreación histórica romana

Élites romanas del Bajo Imperio dispuestas para la cacería junto a la casa de Hippolytus. Los temas cinegéticos aparecen en numerosos mosaicos de villas romanas, como es el caso de la Villa de la Olmeda. Las presas eran diversas, como fieras, ciervos o jabalíes a los que se perseguía a pie o a caballo con lanzas, jabalinas y redes. Javier Luque Ramírez©

Las primeras jornadas de recreación histórica romana de Alcalá de Henares parecen haber sido un éxito. Por un fin de semana, la ciudad recordó su pasado romano gracias a la implicación los cientos de personas que asistieron a las diferentes actividades, así como la predisposición del Ayuntamiento a celebrar este evento. La colaboración entre los grupos creó un ambiente de amistad propio de quienes, sin ánimo de lucro y, de forma vocacional, disfrutan de una afición en común. Elementos propicios para crecer y sentar un precedente para la recreación histórica romana en la Comunidad de Madrid.

Etiquetas: ,

Productos relacionados

Artículos relacionados

Veni, vidi, vici. La batalla de Zela

La ciudad de Zela siempre ha desempeñado un papel estratégico en los asuntos militares de Anatolia, asentada en la cima de una colina sobre la fértil llanura del río Yesil... (Leer más)

¿Cuándo nació Jesús de Nazaret?

Cualquier persona criada en el mundo occidental del siglo XXI, creyente o no, esta familiarizada con la figura de Jesús de Nazaret y las narraciones sobre su nacimiento. La estrella... (Leer más)

Pin It on Pinterest